OTRAS GALAXIAS

La radiación infrarroja de las galaxias se origina básicamente en tres tipos de fuentes: estrellas, gas interestelar y polvo. Las ondas emitidas por las estrellas alcanzan su máximo nivel en la banda infrarroja cercana al espectro visible (longitudes de onda de 1 a 3 micrones). La radiación emitida por átomos y moléculas de gas interestelar es sólo un pequeño porcentaje de la radiación infrarroja generada por las galaxias. La fuente primaria de radiación infrarroja más allá de los 3 micrones es la emisión térmica de las partículas de polvo calentadas por la luz de las estrellas.

Las galaxias más brillantes en la banda infrarroja son las que tienen más polvo (por ejemplo, en regiones donde las estrellas aún se están formando). Utilizando el satélite, IRAS los astrónomos observaron 20.000 galaxias en el infrarrojo. Muchas de ellas son galaxias de explosión estelar (también llamadas galaxias starburst), es decir, galaxias en donde se están formando un gran número de nuevas estrellas y por ello son extremadamente brillantes en el espectro infrarrojo. Posiblemente los futuros estudios infrarrojos de estas galaxias nos permitan descubrir la causa de este ímpetu en la formación de estrellas. A la izquierda vemos una imagen infrarroja tomada por el telescopio 2MASS de una galaxia de explosión estelar.

Las galaxias elípticas son débiles en el infrarrojo porque tienen poco gas y polvo. Las galaxias espirales, que son ricas en gas y polvo, son fuentes infrarrojas intensas gracias a que en ellas aún hay actividad de formación estelar. Aproximadamente la mitad de la luminosidad de una típica galaxia espiral se irradia en longitudes de onda del infrarrojo lejano. Más abajo se muestran imágenes infrarrojas de tres galaxias: M83, tomada por el observatorio espacial infrarrojo ISO (Diario de Astronomía de Francia, junio de 1996); M104, captada por el telescopio 2MASS; y M51, también tomada por 2MASS.

En ocasiones, las galaxias —formadas por miles de millones de estrellas— chocan. Estas colisiones inician la formación de estrellas gracias a la compresión de las nubes de gas y de polvo, que se colapsan debido a su propia gravedad y dan origen nuevas estrellas. Debido a la alta tasa de formación de estrellas, los choques de galaxias con abundancia de gases irradian intensamente en la gama infrarroja. El satélite ISO detectó varias colisiones de galaxias* [página en Inglés] en el infrarrojo. Abajo se incluyen dos imágenes de 2MASS que muestran choques de galaxias.

En diciembre de 1995, el telescopio espacial Hubble exploró una pequeña región celestial y obtuvo la imagen más profunda jamás lograda. Esta región del cielo se denomina ahora campo profundo del Hubble. En 1996, utilizando el satélite ISO, los astrónomos descubrieron que muchas de las galaxias más débiles detectadas por el Hubble en el campo profundo irradiaban la mayoría de su energía como ondas infrarrojas, lo cual significa que se encuentran en un período de formación de estrellas muy activo. Recientemente, las imágenes del 2MASS tomadas en la banda del infrarrojo cercano permitieron descubrir varias nuevas galaxias ubicadas detrás de la Vía Láctea.

Para ver otras galaxias infrarrojas, visite la Galería extragaláctica de 2MASS* [página en Inglés] y la Galería de galaxias infrarrojas del telescopio Hubble* [página en Inglés]

* Sitio web externoÚltima actualización: 7 de setiembre de 2000

El universo infrarrojo | Los planetas y nuestro sistema solar | Formación de las estrellas | Estrellas | Planetas extrasolares | Nuestra galaxia | Entre las estrellas | Masa perdida – ¿Enanas marrones? | El universo temprano

PÁGINA PRINCIPALSIGUIENTE

CENTRO DE PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS INFRARROJO