Un Camino Hacia una Carrera en Astronomía

Dr. Michael D. Bicay
Centro Científico de SIRTF
Instituto Tecnológico de California
Pasadena, California (EEUU)


Una de las preguntas que los niños hacen amenudo es la siguiente: Cómo se convierte uno en un astrónomo? Hay muchas formas de llegar a tener una excitante y satisfactoria carrera como astrónomo. Un elemento importante es la obtención de una fuerte base en ciencias físicas y matemáticas. En la mayoria de los casos, los astrónomos profesionales no solo han ido a la universidad, sino que han continuado sus estudios graduados para obtener títulos de maestría y doctorado. A pesar de que hay muchas universidades buenas que ofrecen licenciaturas en astronomía y astrofísica, yo recomendaría a la gente joven que considerara la posiblidad de obtener una base más amplia. Lo ideal es una combinación de física, matemáticas e informática, ya que con todos estos conocimientos uno se puede convertir en un excelente astrónomo, a la vez que deja la puerta abierta a la posiblidad de encontrar trabajo en otros campos si así lo desea.

Déjeme contarle un poco sobre mi experciecia personal. A pesar de que durante mi infancia en Minnesota yo tenía un pequeño telescopio, mi interés principal era el tiempo y yo deseaba ser meteorólogo. Cuando uno entra a la universidad por primera vez, no es necesario haber escogido una carrera. Yo me matriculé en el capus de Eau Claire, de la Universidad de Wisconsin, con la intención de trasladarme al campus principal de Madison para estudiar metereología. Y entonces intervino el destino. Uno de mis profesores del primer semestre era un astronomo americano de origen armenio que estaba estudiando un tipo particular de galaxias. El inmediatamente me pidio que le ayudara en su investigación en radioastronomía. Normalmente los estudiantes nuevos se concentran en sus estudios académicos y posponen la actividad investigadora hasta sus estudios graduados o hasta su último año de carrea. Con mucho trabajo y un poco de suerte yo fui capaz de participar (y eventualmente liderar) nuestro proyecto de investigación. Esto me permitio viajar a varios observatorios, incluido el Observatorio Radioastronómico Nacional en Green Bank, Virginia Oeste y en Socorro, Nuevo México.


Observatorios de Radio en Green Bank y Algonquin

Después de licenciarme en física y matemáticas, decidí continuar con mis estudios de doctorado. Yo había crecido en el norte y había visto suficientes invernos fríos y largos, por lo tanto mi criterio para seleccionar una universidad era sólo uno: tenía que estar en California. Afortunadanente fui admitido a la Universidad de Stanford en Palo Alto. Por qué Standford?

La Universidad de California en Berkeley estaba al otro lado de la Bahía de San Francisco y era una de las universidades líderes en astronomía. Pero yo no estaba convencido, aún entonces, de que quería ser astrónomo, y tenía una variedad de intereses que quería explorar. Por eso me matriculé en el programa de Física Aplicada de Stanford y tomé clases en muy diferentes disciplinas: láseres, óptica, cosmología, mecánica cuática y otras muchas. Decidí solicitar una beca para trabajar durante el verano en el Centro Nacional de Astronomía y estudios Ionosféricos en Arecibo, Puerto Rico. Me sorpredió cuando me dijeron que me habín seleccionado para una de las tres posiciones que ofrecían. El hecho de pasar un verano el el Caribe resucitó mi interés por la astronomía. Después regresé a Stanford para completar mis estudios y para dar un curso de astronomía general. Recibí una invitación para regresar a Puerto Rico para trabajar con mi tutor, un astrónomo americano de origen italiano que había crecido en Argentina. Regresé a Arecibo y pasé los siguienes 30 meses haciendo investigación para mi tesis. Usando el radiotelescopio gigante de Arecibo para detectar la linea de emisión de hidrógenos atómico en galaxias, comenzé a hacer un mapa en tres dimensiones de la distribución de galaxias en el Universo. Este estudio desenbocó en un proyecto de investigación sobre las propiedades de las galaxias espirales y su dependencia con el medio ambiente.

Radiotelescopio de Arecibo (iquierda) y su Platforma Suspendida(derecha)

Al final de mi aventura en Puerto Rico visité el Centro de Procesamiento y Análisis Infrarrojo de NASA (IPAC) en el Instituto Tecnológico de California en Pasadena. Este centro se encargaba de los datos del primer telescopio infrarrojo de la NASA en el espacio, IRAS. A los datos de radio que había obtenido en Arecibo añadí los datos infrarrojos de IRAS para estudiar las características infrarrojas y radio de las galaxias en grupos. Después de mi graduación en Stanford en 1987, acepté una posición en IPAC ofrecida por el National Research Council para estudiar las propiedades infrarrojas y radio de las galaxias espirales. En un intento de entender algunos resultados inesperados, mis colegas de Puerto Rico y yo comenzamos a hacer estudios sobre los rayos cósmicos y los campos magnéticos en las galaxias. Esta anécdota ilustra maravillosamente el factor sorpresa que aparece en todas las ramas de la ciencia. Nadie puede predecir con certidumbre a qué van a conducir los descubrimientos científicos y qué impacto van a tener en el pensamiento actual. El método científico amenudo conduce al investigador por caminos inesperados, algunos de los cuales no llevan a ninguna parte. Esta es la belleza y el misterio del Universo y de la propia ciencia.

Después de pasar trés años en IPAC, fui invitado a ser Científico Visitante en el Departamento de Astrofísica en las oficinas centrales de la NASA en Washington DC. Aunque se suponía que el contrato era por dos años acabé viviendo 6 años en la capital del estado! Este se consideraba un trabajo muy diferente a los que había hecho en el pasado, donde el talento como administrador jugaba un papel tan importante, o incluso mayor, que mi experiencia científica previa. La gente amenudo me pregunta que hice las oficinas centrales de la NASA, y nunca he podido formular una resupuesta única! La verdad es que me sentía a veces como un bombero en primera linea, delante de un incencio incontrolado. Aunque el planeamiento a largo plazo era una parte importante de mi trabajo, la mayor parte del tiempo me la pasaba recibiendo llamas telefónicas de científicos de todo el pais y tratando con otras oficinas de NASA -- desde la oficina de asuntos legales, a la oficina de relaciones públicas. Una importante responsabilidad como Científico Visitante en las oficinas centrales de NASA es ayudar a formular, con el consejo experto de científicos de todo el pais, un programa científico espacial bien ajustado al presupuesto proporcionado por el Congreso. Otra responsabilidad es identificar y estudiar los proyectos internacionales en que NASA puede participar.

Cuando miro atrá a mis años en Washington lo hago con gran orgullo y satisfacción, por haber ayudado a NASA a hacer que varios programas científicos ser conviertan en realidad. Quizá el momento más satisfactorio fue cuando al marcharme de NASA recibi un Email de un Premio Nobel agradeciéndome todo mi esfuerzo en beneficio de los científicos espaciales de los Estados Unidos; me decía que estaba particularmente agradecido de trabajar con alguien que encontraba formas de conseguir que las cosas se hicieran, en vez de identificar las razones por las que no podían hacerse.

Regresé a California a finales de 1996 y me incorporé a la plantilla científica del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en Pasadena. Estando allí trabajé en la oficina del proyecto del Telescopio Espacial Infrarrojo (SIRTF), el elemento final en el programa de la NASA de Grandes Observatorios. Cuando esté completado, este primo infrarrojo del Telescopio Espacial Hubble estudiará el universo en longitudes de onda infrarrojas. Más tarde, en 1998, me trasladé al Centro Científico de SIRTF (SSC) en el campus del Instituto Tecnológico de California, donde estoy ahora.

La mayor parte de mi tiempo se divide en administrar dos de las divisiones dentro del SSC. La Oficina de Ayuda a la Comunidad es la principal vía de comunicación entre el SSC y los astrónomos y otros científicos que van a observar con SIRTF. La Oficina de Educación y Difusión Pública es la responsable de desarrollar material explicativo y educacional para profesores, estudiantes y el público en general. Será también la organización del SSC responsable de la interacción con los medios de comunicación y de las relaciones públicas, una vez que SIRTF haya empezado a hacer sus estudios del cosmos. Una pequeña parte de mi tiempo la dedico a administrar algunos de los programas de la NASA de los que era responsable cuando estaba en Washington.

Ahí tienes un camino, entre muchos otros, de convertirse en astrónomo. La mayor parte de mi tiempo ahora está dedicado a actividades administrativas, más que a la investigación. Yo extraño mucho los días que pasé en la cima de las montañas y en Puerto Rico, utilizando telescopios para estudiar el universo lejano. Por otra parte, he adquirido nuevos conociemientos gracias a mi trabajo en el las oficinas centrales de la NASA, y ahora estoy haciendo uso de ellos a medida que tomo nuevas responsabilidades. Aforunadamente, participo todavía de la astronomía y seré capaz de disfrutar, desde un asiento en primera fila, de algunos de los más excitantes descubrimientos que pronto serán realizados!