MASA PERDIDA – ¿ENANAS MARRONES?

El movimiento de las estrellas y de las galaxias está afectado por materia que aún no se ha detectado. Gran parte de esta materia invisible, que los astrónomos denominan masa perdida, podría estar compuesta por enanas marrones, que son objetos con una masa comprendida entre dos veces la de Júpiter y 0,08 veces la masa del Sol (esta cifra es el límite más bajo para que ocurran las reacciones nucleares ). Las enanas marrones son, por lo tanto, “estrellas” que nunca han podido brillar, ya que sus núcleos no alcanzan densidades y temperaturas suficientes para iniciar las reacciones de fusión nuclear. El proceso de fusión requiere una densidad extremadamente alta en el núcleo de la estrella para comprimir los átomos del hidrógeno, juntarlos y producir helio, lo que libera tremendas cantidades de energía en forma de radiación. Otro componente de la masa perdida pueden ser los núcleos exhaustos de las estrellas muertas. La mayoría de las estrellas, cuando consumen su combustible y sus reacciones de fusión se detienen, se enfrían y eventualmente se apagan hasta el punto que dejan de irradiar una cantidad de luz visible suficiente para ser detectadas por los telescopios ópticos.

Gracias a los satélites infrarrojos, tenemos la esperanza de encontrar esta masa perdida detectando el calor de tales objetos, demasiado fríos para irradiar luz visible. Recientemente, los datos obtenidos por 2MASS (estudio de todo el cielo a 2 micrones) permitieron identificar la enana marrón más fría. A la derecha vemos la imagen infrarroja del cúmulo de estrellas de la constelación del Trapecio, en la nebulosa de Orión. Esta imagen es parte de un estudio realizado por UKIRT, el telescopio infrarrojo del Reino Unido, que permitió identificar más de 100 posibles enanas marrones en la banda infrarroja.




Philip Lucas (Universidad de Hertfordshire) y Patrick Roche (Universidad de Oxford), UKIRT


Interpretación de un artista, cortesía del Dr. Robert Hurt, IPAC

El descubrimiento de los objetos que constituyen la masa perdida también dará a los astrónomos una mejor idea sobre el destino de nuestro universo. Nuestro universo actualmente se está expandiendo, debido a la gran explosión del Big Bang. Si hay bastante masa, se cree que esta expansión del universo eventualmente se detendrá y que el universo se colapsará de nuevo. Esta situación podría significar que el universo está sometido a un ciclo sin fin de expansiones y colapsos, con una nueva gran explosión después de cada colapso. Si no hay bastante masa para que el universo se colapse, éste continuará expandiéndose. Sólo sabremos el destino del universo cuando determinemos con precisión cuánta masa tiene. La detección de la masa perdida será probablemente la clave para responder a esta pregunta.

Última actualización: 6 de setiembre de 2000

El universo infrarrojo | Los planetas y nuestro sistema solar | La formación de las estrellas | Estrellas | Planetas extrasolares | Nuestra galaxia | Otras galaxias | Entre las estrellas | El universo temprano

PÁGINA PRINCIPALSIGUIENTE

CENTRO DE PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS INFRARROJO