HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA INFRARROJA  


ASTRONOMÍA INFRARROJA en órbita alrededor de la Tierra

En la década de 1970, los astrónomos de todo el mundo comenzaron a considerar la posibilidad de colocar un telescopio infrarrojo en un satélite en órbita alrededor de la Tierra. Este telescopio se ubicaría encima de la atmósfera y podría observar el cielo a las longitudes de onda del infrarrojo lejano, que son difíciles de detectar desde la Tierra. Un telescopio así vería también un área más grande del cielo y podría observarlo por períodos más prolongados.

En 1977, los Países Bajos, los Estados Unidos y Gran Bretaña emprendieron un proyecto de colaboración internacional para desarrollar IRAS, un satélite astronómico infrarrojo. El equipo estadounidense fabricó el telescopio, los detectores y el sistema de enfriamiento. Los británicos construyeron la estación de rastreo terrestre del satélite y el centro del control. El equipo holandés tuvo a su cargo la nave espacial, incluidos los ordenadores de a bordo y el sistema de guiado.

La construcción de un telescopio infrarrojo espacial demanda mucho esfuerzo. Después de muchos años de intenso trabajo y tras superar numerosas complicaciones, el IRAS fue lanzado con éxito el 25 de enero de 1983. El telescopio contenía un tanque térmico o dewar, con 440 litros de helio líquido y 62 detectores. Todo el telescopio fue enfriado a una temperatura de unos pocos grados por encima del cero absoluto, para impedir que emitiera ondas infrarrojas e interfiriese las observaciones. Un telescopio espacial debe estar más frío que los objetos que debe observar.



IRAS en órbita – interpretación de un artista

La misión de IRAS estaría en operación mientras tuviese helio líquido. Durante diez meses, IRAS exploró más de 96% del cielo un total de cuatro veces y completó el primer estudio de alta sensibilidad en las longitudes de onda de 12, 25, 60 y 100 micrones. IRAS incrementó en 70% el número de fuentes astronómicas catalogadas detectando cerca de 350.000 fuentes infrarrojas. Los descubrimientos de IRAS incluyen el disco de polvo alrededor de la estrella Vega, seis nuevos cometas y una intensa emisión infrarroja de galaxias interactivas. IRAS también descubrió nubes de polvo caliente, llamadas ahora cirros infrarrojos, en casi todas las direcciones del espacio interestelar. Además, por primera vez fue posible observar el núcleo de la Vía Láctea.

Después de IRAS, se lanzaron con éxito otras misiones de satélites infrarrojos. De julio a agosto de 1985, un transbordador espacial transportó un telescopio infrarrojo a bordo del laboratorio espacial Spacelab 2 para complementar las observaciones realizadas por la misión IRAS, lo que permitió obtener un mapa de 60% del plano de nuestra galaxia.


Un transbordador espacial con el laboratorio espacial Skylab 2.

En noviembre de 1989, la NASA lanzó el explorador del fondo cósmico (COBE)* [página en inglés] para estudiar las características de la radiación de fondo en las bandas infrarroja y de microondas (los ecos del Big Bang). Durante cuatro años COBE, confeccionó un mapa de todo el cielo en varias longitudes de onda infrarrojas y descubrió que la radiación de fondo cósmica no es enteramente uniforme, sino que posee pequeñas variaciones de temperatura. Estas variaciones podrían haber dado origen a la formación de galaxias.

El telescopio infrarrojo espacial (IRTS)* [página en inglés], lanzado en marzo de 1995, es el primer satélite infrarrojo astronómico del Japón. Durante su misión de 28 días, el IRTS estudió 7% del cielo utilizando cuatro instrumentos: un doble espectrómetro en el infrarrojo cercano y mediano, a longitudes de onda de 1,4 a 4 micrones y de 4,5 a 11 micrones, respectivamente; un rastreador de líneas espectrales en el infrarrojo lejano, que estudió las líneas del oxígeno y del carbono a 63 y 158 micrones; y un fotómetro en el infrarrojo lejano, que analizó el cielo en cuatro bandas centradas en 150, 250, 400 y 700 micrones. Estos datos han aumentado nuestro conocimiento de la cosmología, la materia interestelar, las estrellas tardías y el polvo interplanetario.

La Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó el Observatorio Espacial Infrarrojo (ISO)* [página en inglés] en noviembre de 1995. Este satélite observó longitudes de onda entre 2,5 y 240 micrones. No solamente abarcó un ancho de banda mucho más amplio que el IRAS, sino que también era miles de veces más sensible que éste y posee una mejor resolución espacial. ISO recopiló datos por cerca de 2 años y medio —tres veces más tiempo que IRAS—, hasta que consumió todo el helio refrigerante a principios de 1998. Su instrumental midió detalles de las regiones extremas del espectro infrarrojo —las ondas más cortas y las más largas—, e incluía una cámara infrarroja con dos matrices de detectores y un fotómetro. A diferencia de IRAS, que realizó un estudio infrarrojo del espacio, ISO funcionó de manera similar a los telescopios terrestre, en los cuales los astrónomos proponen distintas observaciones para estudiar en detalle objetos o fenómenos específicos. Centenares de astrónomos de distintos países aún continúan analizando los datos recopilados por ISO, de los que se espera obtener nuevos descubrimientos* [página en inglés] sobre el universo. ISO ya ha detectado hielo seco en el polvo interestelar, así como hidrocarburos en algunas nebulosas.

El experimento espacial de mediano plazo (MSX) [página en inglés] fue lanzado en abril de 1996 y operó hasta febrero de 1997, cuando agotó el helio liquido refrigerante. Durante sus 10 meses de operación, el MSX recopiló una gran cantidad de datos en la banda de 4,2 a 26 micrones. Estudió la emisión infrarroja del gas y el polvo que ocupan todo el universo. MSX tenía 30 veces más resolución espacial que IRAS y observó áreas que no habían sido rastreadas por éste.

* Sitio web externo Última actualización: 28 de noviembre de 2000

Descubrimiento del Infrarrojo | ¿ Qué es el Infrarrojo? | Astronomía Infrarroja | Ventanas Atmosféricas en el Infrarrojo | Cercano, Mediano y Lejano Infrarrojo | Cronología | Antecedentes | Misiones Futuras | El Universo Infrarrojo | Espectroscopía | Noticias y Descubrimientos | Galería Infrarroja | Actividades | Enlaces Infrarrojos | Enlaces Educacionales | Introduciéndonos a la Astronomía

CENTRO DE PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS INFRARROJO (IPAC)

[ Volver a Spitzer en Español ]