Vista de IRAS de la Constelación de Orión

La constelación de Orión, tan familiar en el cielo de inverno, adquiere un aspecto espectacular en el infrarrojo, como puede verse en esta imagen en color falso construida a partir de datos de IRAS (el Satélite Astronómico Infrarrojo). Esta imagen, que cubre aproximadadmente 30 grados x 24 grados, es una composición de las tres bandas de IRAS centradas a 12, 60 y 100 micras. Nuevas técnicas de procesamiento han sido utilizadas para resaltar los detalles más débiles y eliminar los defectos instrumentales (rayas) vistas en las primeras imágenes de IRAS. Las zonas más calientes, como por ejemplo las estrellas, son más brillantes a 12 micras. Esta emisión está codificada en azul. El polvo interestelar es más frío y brilla más a 60 micras (en verde) y a 100 micras (en rojo).

La región brillante amarilla abajo a la derecha de la figura es la Espada de Orión, y contiene la Gran Nebulosa de Orión (M42 y M43). Sobre ella, a la izquierda, se encuentra la nebulosa alrededor de la estrella del cinturón Zeta Orionis, que contiene la famosa Nebulosa de la Cabeza de Caballo (apenas visible como una pequeña hendidura en la parte derecha). Más arriba y a la izquierda se encuentra M87, una nebulosa de reflexión. La Nebulosa Rossete es el objeto más brillante cerca del margen izquierdo de la figura.

La mayoría de las estrellas brillantes en el visible no son especialmente prominenetes en el infrarrojo. De todas formas, Betelgeuse puede verse facilmente en la mitad superior de la figura como un punto blanco-azulado (la cola es un defecto del instrumento). El gran anillo a la derecha de Betelgeuse es lo que queda de una explosión supernova, centrado alrededor de la estrella Lambda Orionis. Estos anillos son muy comunes en el cielo observado por IRAS. Otro anillo, más grande y débil, puede verse en el cuadrante inferior izquierdo de la figura.


CENTRO DE PROCESAMIENTO Y ANALISIS INFRARROJO (IPAC)