De Sangre Caliente y Fría


De Sangre Caliente y Fría

Con algunas excepciones, todos los mamíferos y aves son de sangre caliente, y todos los reptiles, insectos, arácnidos, anfibios y peces son de sangre fría. ¿Qué significa ser de sangre caliente o sangre fría? La temperatura de la sangre de un animal está relacionada con la temperatura de su cuerpo.

Sangre Caliente Contra Sangre Fría

Las criaturas de sangre caliente, como los mamíferos y las aves, tratan de mantener el interior de sus cuerpos a una temperatura constante. Ellos realizan esto generando su propio calor cuando están en un ambiente más frío, y enfriándose ellos mismos cuando están en un ambiente más caliente. Para generar calor, los animales de sangre caliente convierten la comida que ingieren en energía. Tienen que comer una gran cantidad de comida, en comparación con los animales de sangre fría, para mantener una temperatura constante en su cuerpo. Solamente una pequeña cantidad de la comida que ingiere un animal de sangre caliente es convertida en masa corporal. El resto es usado para mantener una temperatura constante en su cuerpo.


Estas imágenes infrarrojas termales de animales de sangre caliente, muestran cómo las aves y los mamíferos mantienen las temperaturas en sus cuerpos por encima de la del aire más frío que les rodea.

Las criaturas de sangre fría toman la temperatura de su medio ambiente. Están calientes cuando su medio ambiente está caliente y están frías cuando su ambiente está frío. En ambientes calientes, los animales de sangre fría pueden tener sangre que está mucho más caliente que la de los animales de sangre caliente. Los animales de sangre fría son mucho más activos en ambientes calientes y son muy pasivos en ambientes fríos. Esto se debe a que su actividad muscular depende de reacciones químicas las cuales son rápidas cuando se está caliente y lentas cuando se está frío. Un animal de sangre fría puede convertir mucho más de su comida en masa corporal comparado con un animal de sangre caliente.


Las imágenes infrarrojas de arriba, muestran cómo los animales de sangre fría toman la temperatura de su medio ambiente. Tanto la salamanquesa como el escorpión están a la misma temperatura del aire que les rodea. Observe la diferencia entre estas criaturas de sangre fría y el humano de sangre caliente que las sostiene.

Permaneciendo Fresco y Manteniéndose Cálido

Para permanecer frescos, los animales de sangre caliente sudan o jadean para perder calor a través de la evaporación de agua. También pueden enfriarse moviéndose a un área sombreada o mojándose. Sólamente los mamíferos pueden sudar. Los primates, tales como los humanos, gorilas y monos, tienen glándulas sudoríparas a través de sus cuerpos. Los perros y los gatos tienen glándulas sudoríparas solamente en sus pies. Las ballenas son mamíferos que no tienen glándulas sudoríparas, pero como viven en el agua, realmente no las necesitan. Mamíferos más grandes pueden tener dificultad en enfriarse si están sobrecalentados. Esto explica por qué los elefantes, por ejemplo, tienen orejas delgadas y grandes, las cuales pierden calor rápidamente. Los mamíferos tienen pelo, pelaje, o una capa grasosa, mientras que las aves tienen plumaje para ayudarles a mantenerse calientes. Muchos mamíferos tienen gruesos abrigos de pelaje que los mantienen calientes en el invierno. Ellos se desprenden de este pelaje en el verano para ayudarlos a mantenerse frescos y mantener la temperatura de su cuerpo. Los animales de sangre caliente pueden también tiritar para generar más calor cuando tienen frío. Algunos animales de sangre caliente, especialmente las aves, migran de regiones más frías a calientes en el invierno.


Las imágenes infrarrojas de arriba muestran algunas formas en las que los animales de sangre caliente tratan de mantener una temperatura constante. El perro en la imagen de la izquierda jadea cuando se siente acalorado. Observe el calor extra irradiado de la boca del perro mientras jadea. Los flamingos en la imagen de la derecha están cubiertos con plumas las cuales los mantienen calientes cuando hace frío afuera.

A los animales de sangre fría frecuentemente les gusta tomar el sol para calentarse e incrementar su metabolismo. Mientras se asolean, los reptiles se acuestan perpendicularmente a la dirección del sol para maximizar la cantidad de luz solar sobre su piel. Ellos también expanden su caja toráxica para incrementar el área de su piel expuesta al sol y oscurecen su piel para absorber más calor. Cuando un reptil está muy caliente, se acostará paralelo a los rayos del sol, irá a un área más sombreada, abrirá su ancha boca, aclarará el color de su piel o se enterrará en la tierra fresca. Algunos animales de sangre fría, tales como las abejas o las libélulas, tiritan para permanecer calientes cuando están en un ambiente frío. Los peces que viven en áreas donde los inviernos son fríos se van a aguas más profundas durante los meses más fríos o migran a aguas más calientes. Algunos peces tienen una proteína especial en su sangre la que actúa como anticongelante para ayudarlos a sobrevivir la temperatura de aguas muy frías. Serpientes, lagartijas, sapos, ranas, salamandras, y la mayoría de las tortugas hibernarán durante los inviernos fríos. Algunos insectos mueren cuando están muy fríos, sin embargo, otros sobreviven migrando a áreas más calientes o moviéndose debajo de la tierra. Las abejas de miel permanecen calientes estando juntas en grupos y moviendo sus alas para generar calor.


Estas imágenes infrarrojas termales de una lagartija de collares muestran la temperatura del cuerpo de un animal de sangre fría en un ambiente más frío y en uno más caliente. En la imagen de la izquierda, la lagartija está justamente arriba de la temperatura ambiente, siendo calentada por la mano humana que la sostiene. Las lagartijas para calentarse buscan un área soleada y toman el cálido sol, como se observa en la imagen de la derecha.

Ventajas y Desventajas

Hay muchas ventajas al ser de sangre caliente. Los animales de sangre caliente pueden permanecer activos en ambientes fríos en los cuales los animales de sangre fría difícilmente pueden moverse. Los animales de sangre caliente pueden vivir en casi cualquier superficie de la Tierra, como en las regiones árticas o en altas montañas donde la mayoría de animales de sangre fría difícilmente pueden sobrevivir. Los animales de sangre caliente pueden permanecer activos, buscar comida y defenderse por ellos mismos en un variado rango de temperaturas al aire libre. Los animales de sangre fría pueden solamente hacer esto cuando están suficientemente calientes. El nivel de actividad de un animal de sangre fría depende de la temperatura de su medio ambiente. Un reptil, por ejemplo, incrementará la temperatura de su cuerpo antes de cazar y es más capaz de escapar de los predadores, cuando está caliente. Los animales de sangre fría también necesitan ser calentados y estar activos para encontrar una pareja y reproducirse.

Ser de sangre fría, sin embargo, también tiene sus ventajas. Los animales de sangre fría requieren mucho menos energía que los animales de sangre caliente para sobrevivir. Los mamíferos y aves requieren mucho más comida y energía que los animales de sangre fría del mismo peso. Esto se debe a que en los animales de sangre caliente, el calor perdido de sus cuerpos es proporcional a la superficie de sus cuerpos, mientras el calor creado por sus cuerpos es proporcional a su masa. La razón del área de superficie de un cuerpo a su masa es menor mientras más grande es el animal. Esto significa que animales grandes de sangre caliente pueden generar más calor que el que ellos pierden y más fácilmente mantienen estable la temperatura de su cuerpo. Animales de sangre caliente más pequeños pierden calor más rápidamente. Así que es más fácil permanecer caliente mientras más grande se es. Los animales de sangre caliente no pueden ser demasiado pequeños ya que perderían calor más rápidamente del que ellos pueden producir.

El ser grande requiere una mayor cantidad de comida, pero para los mamíferos el ser pequeño también requiere una gran cantidad de comida para generar más calor. Los mamíferos pequeños necesitan comer muy frecuentemente para sobrevivir porque necesitan más energía para mantener una temperatura constante en su cuerpo. Ellos también necesitan ingerir comida con alta energía tal como fruta, semillas e insectos, e incluso otros mamíferos pequeños. Mamíferos más grandes pueden ingerir comida con menor nivel de energía o comer menos frecuentemente. En un ambiente donde la comida es escasa, como en el desierto, los reptiles tienen una ventaja. Como los animales de sangre fría no tienen que quemar una gran cantidad de comida para mantener una temperatura constante en su cuerpo, son más eficientes en lo que respecta a su energía y pueden sobrevivir períodos más largos sin comida. Muchos animales de sangre fría tratarán de mantener la temperatura de sus cuerpos tan baja como sea posible cuando la comida es escasa.

Otra desventaja al ser de sangre caliente, es que los cuerpos de sangre caliente proveen un ambiente cálido propicio para el desarrollo de virus, bacteria y parásitos. Los mamíferos y aves tienden a tener más problemas con estas infecciones que los reptiles, cuyo constante cambio en la temperatura de su cuerpo hace la vida más difícil para estos invasores. Sin embargo, una ventaja de esto es que los mamíferos y aves han desarrollado un sistema inmunológico más fuerte que los animales de sangre fría. El sistema inmunológico de un reptil es más eficiente cuando los animales están más calientes, sin embargo, como la bacteria probablemente crece más despacio en temperaturas más bajas, los reptiles algunas veces bajan la temperatura de su cuerpo cuando tienen una infección.

Excepciones

Algunos animales no encajan en las categorías de sangre caliente o sangre fría. Los murciélagos, por ejemplo, son mamíferos que no pueden mantener una temperatura constante en su cuerpo y por tanto se enfrían cuando no están activos. El puerco espín mantiene un rango de temperatura en su cuerpo usualmente entre 77 y 98.6 grados Fahrenheit y tiene dificultad al enfriarse. Los topos son otro tipo de mamíferos incapaces de regular la temperatura de su cuerpo, sin embargo, como viven debajo de la tierra, la temperatura de su ambiente no cambia mucho. Algunos animales de sangre caliente, tales como los osos, marmotas, tejones, y murciélagos hibernan durante el frío invierno. Durante la hibernación estos animales viven de la capa de grasa almacenada y pueden bajar la temperatura de su cuerpo aproximadamente 50 grados Fahrenheit. La polilla halcón es un insecto que puede elevar la temperatura de su cuerpo mucho más arriba de la temperatura de su ambiente cuando está volando debido a los grandes músculos de sus alas que generan calor cuando están en uso. Las abejas son otro ejemplo de insectos que pueden elevar la temperatura de su cuerpo arriba de la de su ambiente moviendo sus alas rápidamente para generar calor.


Regresar a la Página Principal del Zoológico Infrarrojo

Pollos | Pequeña Cacatúa Con Cresta | Patos | Aguilas | Emú | Flamingos | Guacamaya | Loro | Cisne | Ave Boca de Rana Café | Lagarto | Camaleón | Lagartija de Collares | Serpiente Real | Ranas | Salamanquesa | Pitón | Tortugas | Mono Africano | Camello | Gato | Perro | Elefantes | Jirafas | Conejillos de Indias | Caballo | Perro Cazador | Nutria | Cerdo | Pony | Lechón | Perrito Cachorro | Conejo | Foca | Leones Marinos | Oveja | Ardilla | Mono Ardilla | Perro Terrier | Tigre | Oruga | Gusano Cienpiés | Escorpión | Gusanos
Volver a Spitzer en Español