Un Ejemplo del Experimento Ultravioleta de Ritter

Un Ejemplo del Experimento Ultravioleta de Ritter


Después de escuchar acerca del descubrimiento de la luz infrarroja en 1800 por William Herschel, Johann Ritter decidió ver si él podía detectar luz más allá del otro término del espectro (porción violeta). El había escuchado que la luz azul causaba una reacción mayor en el cloruro de plata que la luz roja y decidió conducir un experimento para ver si esto era realmente verdadero. Ritter dirigió la luz solar a través de un prisma de vidrio para crear un espectro y entonces colocó el cloruro de plata en cada color. Encontró que el cloruro de plata se ennegrecía cada vez más de la parte roja a la parte violeta del espectro como se había predicho. Ritter entonces decidió colocar el cloruro de plata en el área más allá del término violeta del espectro, en una región donde ninguna luz era visible, y se asombró de ver una reacción incluso más intensa justamente ahí. Este experimento demostró por vez primera que una forma invisible de luz existía más allá de la porción final violeta del espectro visible. Esto es ahora conocido como la parte ultravioleta del espectro electromagnético.

Para nuestra versión del experimento de Ritter, usaremos papel heliográfico revelado con amoníaco de uso doméstico en lugar de cloruro de plata. NOTA: Usted puede también usar amoníaco muy diluído de uso doméstico para lograr el mismo resultado. Oprima aquí para aprender cómo. El experimento es básicamente el mismo y claramente demostrará la existencia de la luz ultravioleta.

Este es un experimento muy fácil, rápido, y de bajo costo a realizar. Todo lo que usted necesitará es un prisma de vidrio equilátero, papel heliográfico (el cual lo tienen muchas escuelas o lo puede usted obtener en las tiendas de fotocopias por un valor de 25 a 50 centavos la hoja), amoníaco de uso doméstico (aproximadamente 75 centavos por un litro), una cacerola cuadrada, pequeña y poco profunda, un marcador delgado negro, una caja de cartón (una caja de cartón de fotocopias funciona bien), tijeras, y una hoja de papel blanca.

Usted deberá realizar el experimento al aire libre en un día claro y soleado. Primeramente prepare sus materiales. En un área de iluminación muy ténue, corte una pieza de papel heliográfico de 4 x 4 pulgadas (12 x 12 cm). Mantenga la pieza de papel heliográfico protegida de la luz solar hasta que sea necesario. Si no tiene una base o plataforma para el prisma (disponible en las tiendas de artículos de ciencia), la forma más fácil de montar el prisma es cortar un área del borde superior de la caja de cartón. La cortadura deberá sostener firmemente el prisma, mientras también permita su rotación alrededor de su eje más largo. Esto es, los cortes verticales "a los lados" deberán estar espaciados ligeramente más cerca que la longitud del prisma, y el corte del " fondo" deberá estar localizado ligeramente más profundo que la anchura del prisma.

En la imagen de arriba, usted puede ver cómo arreglar este experimento para su realización al aire libre. Colocamos una pieza blanca de papel en el fondo de una caja de cartón para fotocopias. Esto le permite a usted observar los colores del espectro más claramente. Posteriormente, colocamos el prisma en la cortadura de la caja y giramos el prisma hasta que una buena anchura del espectro apareció en el papel blanco en el fondo de la caja. Para lograr un buen espectro, tuvimos que inclinar la caja hacia arriba colocando una piedra plana debajo de ella. Algunas veces usted necesitará levantar e inclinar la caja para lograr un buen espectro. El necesitar hacer esto último, depende del tiempo del día y de la posición del Sol en el cielo.

Sin exponer el papel heliográfico directamente a la luz solar, rápidamente colóquelo en los colores del espectro, con el lado coloreado de papel heliográfico cara arriba (expuesto a los colores espectrales como se muestra arriba). Nuestro papel heliográfico era de color amarillo claro del lado a ser expuesto.

Inmediatamente después, y siendo muy cuidadoso de no mover la caja o el papel, use un marcador delgado para dibujar una línea sobre el papel heliográfico alrededor de la parte visible del espectro creado por el espectro. Marque el final del color violeta del espectro con una "V" como se demuestra arriba.

Deje el papel en la caja, expuesto al espectro, alrededor de 30 segundos. Usted probablemente ya vea el color del papel aclarándose en la región más allá de la parte final del color violeta del espectro. Entonces, cuidadosamente remueva el papel y trate de no exponerlo a la luz solar durante el proceso.

Traiga la pieza de papel heliográfico a un área bien ventilada, lejos de la luz solar, y sostenga el lado coloreado del papel cercanamente arriba de la cacerola y dando la cara hacia ésta, la cual contiene 1 cm de amoníaco de uso doméstico (como se demuestra arriba). Siendo muy cuidadoso de no inhalar los gases del amoníaco, sostenga el papel sobre la cacerola 30 segundos. Esto revelará el papel heliográfico.

Vaya a un área lejos del amoníaco y estudie sus resultados. Deberá haber un rectángulo blanco alrededor del área donde el papel heliográfico fue expuesto al espectro solar. Esta es el área que fue expuesta a alguna forma de luz. El área blanca deberá estar rodeada por una región mucho más oscura donde el papel heliográfico se oscureció durante el revelado. Usted notará que el área que fue expuesta a la porción final roja del espectro no está tan aclarada como el área expuesta a la región violeta. Más importante aún, usted notará que el área clara se extiende mucho más allá de la parte marcada como el término violeta del espectro. Esto es muestra del efecto de los rayos ultravioletas invisibles sobre el papel heliográfico

El Menú Principal del Experimento de Ritter

Educación