Frame Frame Frame
Frame
Header Bar Spitzer Space Telescope NASA
California Institute of Technology Jet Propulsion Laboratory
Frame
Frame
 
Sobre Spitzer
 
 
Spitzer en Breve
 
 
Historia Temprana
 
 
Historia Reciente
 
 
Innovaciones
 
— Desarrollo Tecnológico
 
— La Orbita
 
— Arquitectura Criogénica
 
— Telemetría
 
— Administración
 
 
Herencia
 

Historia Reciente

"La Década del Infrarrojo"

A finales de los años 80, la impresionante herencia histórica de la misión de 10 meses de IRAS y el prometedor futuro de la astronomía infrarroja espacial, eran cada vez más obvios para la comunidad científica. En 1989, el Consejo Nacional de Investigación de la Academia Nacional de Ciencias encargó al Comité evaluador de astronomía y astrofísica (Astronomy and Astrophysics Survey Committee, AASC) hacer unas recomendaciones de las iniciativas más importantes en materia de observatorios terrestres y espaciales para la próxima década. Este comité de astrónomos y astrofísicos representaba a toda la comunidad de investigadores y estableció quicen grupos donde estaban representadas las disciplinas a todas las longitudes de onda, así como la astrofísica solar, planetaria, teórica y de laboratorio. Estos grupos fueron responsables de recoger la opinión de una comunidad muy amplia. En el estudio, que se tardó dos años en completarse, participaron más del 15% de todos los astrónomos de los Estados Unidos.

Cover of Bahcall Report
National Academy Press

El comité AASC se conoce con el nombre de Comité Bahcall, llamado así en honor de su director John Bahcall (Institute for Advanced Study, Princeton University). Los resultados del estudio fueron publicados en 1991 por la National Academy Press en The Decade of Discovery in Astronomy and Astrophysics, también conocido como el Informe Bahcall.

Haciendo mención de la importancia fundamental del espectro electromágnetico que va de 1 a 1000 micras para el estudio de los problemas de más relevancia en astrofísica, el Informe Bahcall se refiere a la década de los 90 como la "Década del Infrarrojo." Esta proclamación se basó también en los avances revolucionarios hechos en el campo de la tecnología de detectores infrarrojos.

En este informe, Spitzer se considera como el "programa espacial nuevo de mayor prioridad" para la próxima década. En el Resumen Ejecutivo se dice lo siguiente:

[Spitzer], que completará el Programa de Grandes Observatorios de la NASA, será casi mil veces más sensibles que telescopios terrestres infrarrojos. Los nuevos conjuntos de detectores infrarrojos, desarrollados en los Estados Unidos, darán a Spitzer la habilidad de hacer mapas de áreas extensas y complejas y de obtener espectros un millón de veces más rápidamente que cualquier otro telescopio infrarrojo espacial. Dos misiones Explorer completadas con éxito [IRAS y COBE] proporcionan una herencia técnica excelente para Spitzer.

Spitzer se veía como el cuarto y final elemento del Programa de Grandes Observatorios (Inglés) de la NASA. La intención era lanzar Spitzer lo suficientemente temprano como para permitir que fuera contemporaneo del Telescopio Espacial Hubble (Inglés) y del Observatorio Chandrea de Rayos-X (Inglés) (antes conocido como Advanced X-ray Astrophysics Facility). El informe Bahcall mencionaba las contribuciones científicas que se esperaba hiciera Spitzer en cuatro áreas de investigación de especial relevancia.

  • Formación de Planetas y Estrellas
    • Cometas, Sistema Solar Primordial
    • Discos Planetarios de polvo de segunda generación
    • Vientos Protoestelares
    • Censo de Enanas Marrones
  • Origen de Galaxias y Quasares Energéticos
    • Espectros de Galaxias Luminosas hasta z = 5
  • Distribución de Materia y Galaxias
    • Censos Profundos de 10 a 100 micras
    • Materia Perdida y Halos Galácticos
  • Formación y Evolución de Galaxias
    • Protogalaxias
    • Evolución de Galaxias

De la comparación de los atributos de los tres observatorios infrarrojos más áltamente recomendados -- Spitzer, SOFIA y un telescopio terrestre de 8 metros optimizado para el infrarrojo, ahora conocido con el nombre de Observatorio Geminis, el informe Bahcall decía lo siguiente:

Spitzer tiene la mayor sensibilidad para fotometría, imagen y para espectroscopía de baja a media resolución. Entre 3 y 20 micras, Spitzer será de 10 a 40 veces más sensible que el telescopio de 8 metros optimizado para el infrarrojo. A pesar de los avances en el diseño de telescopios terrestres y en la tecnología de detectores, Spitzer mantendrá una ventaja fundamental en la sensibilidad a más de 3 micras. Spitzer podrá observar ininterrumpidamente de 2 a 200 micras, lo cual es necesario para detectar importantes lineas espectrales atómicas y moleculares.

Poco después de que el Informe Bahcall fuera publicado, el presupuesto asignado a Astronomía y Astrofísica cambió dramáticamente. El presupuesto de la NASA fue reducido de tal forma que se tuvieron que cancelar algunas misiones y otras, como Spitzer, se tuvieron que re-diseñar. De hecho, en cinco años el diseño de Spitzer experimentó dos significativas reducciones en tamaño, pasando de ser un observatorio grande con un presupuesto de 2,200 millones de dólares, a tener un tamaño más modesto con un presupuesto de 550 millones de dólares. Las diferentes versiones de Spitzer fueron nombradas en función del cohete de la NASA en el que se lanzarían (ver abajo).

Modificaciones en el diseño de Spitzer
Spitzer Designs
NASA/JPL

Después del último re-diseño de Spitzer a mediados de los 90, y motivados por los cambios fiscales, el Comité de Astronomía y Astrofísica, perteneciente al "National Research Council's Space Studies Board" y al "Board on Physics and Astronomy," creó un Grupo de Trabajo sobre Spitzer y SOFIA (TGSS) para llevar a cabo un estudio independiente de la capacidad científica de los recién re-diseñados Spitzer y SOFIA.

En un informe publicado en Abril de 1994, el TGSS concluyó que:

A pesar de la reducción en los objetivos científicos provocados por la disminución del presupuesto de la NASA destinado a nuevas misiones espaciales, Spitzer sigue siendo inigualable en su potencial para estudiar las preguntas más importantes en Astrofísica moderna identificadas en el Informe Bahcall. El TGSS ha concluido por unanimidad que Spitzer sigue mereciéndo la alta prioridad dada por el Informe Bahcall.

Naturamente, algunas de la capacidades científicas de Spitzer han desaparecido, pero a pesar de la dramática reducción de su presupuesto (en un 80%), la vitalidad e integridad de Spitzer se ha mantenido. ¿Cómo? En su mayor parte gracias a la toma de decisiones de ingeniería innovadoras.



El Telescopio Espacial Spitzer es una misión de la NASA operada y administrada por el Laboratorio de Propulsión a Reacción (Jet Propulsion Laboratory). Este sitio en la Red es mantenido por el Grupo de Educación y Difusión Pública en el Centro Científico Spitzer, localizado en el Instituto Tecnológico de California (California Institute of Technology), y que forma parte del Centro de Análisis y Procesamiento Infrarrojo (IPAC) de la NASA.

Frame
Frame Frame Frame